¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

RegTech

Site name

Twin Peaks llega para revolucionar la Supervisión en el Sector Financiero

TWIN PEAKS revoluciona la supervisión

Si bien lo tradicional en los sistemas de supervisión nacionales ha sido la separación entre banca, seguros y mercados, el Banco de España ha anunciado su intención de ceder parte de sus competencias a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Para ello, se prevé el lanzamiento de un futuro libro blanco por parte del Congreso de los Diputados que recogerá tal intencionalidad, cuyo origen se remonta al año 2008.

Este nuevo sistema de supervisión económico-financiera vendría a sustituir el sistema sectorial existente en nuestro país para adoptar el enfoque implantado en la mayoría de los países europeos, comúnmente conocido como “twin peaks” y que se focaliza en dos tipos de funciones de supervisión:

A) La vigilancia de la solvencia económica del sistema financiero y su supervisión macroprudencial.

B) Las prácticas del mercado y el riesgo de conducta en la comercialización de productos financieros y de seguros.

Siguiendo el modelo de la Financial Conduct Authority, supondría que una parte de las funciones realizadas en la actualidad por el Banco de España pasarán a realizarse por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, que se encargaría de vigilar el cumplimiento de las normas de conducta en la comercialización de los productos financieros, bancarios y de seguros, logrando al mismo tiempo una mayor convergencia supervisora y una reducción del arbitraje regulatorio que podría existir entre productos similares sujetos a distintos estándares de supervisión.

En consecuencia, el Banco de España asumiría el control de la solvencia no solo de los bancos y entidades de crédito, sino también de las empresas de servicios de inversión, gestoras de fondos de inversión, así como las compañías de seguros y los fondos de pensiones, quedando pendiente de definir el destino de la actual Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que en este escenario se integraría en el Banco de España. No obstante, por parte del sector asegurador se sigue defendiendo la propuesta de transformarlo en un organismo independiente, y que, al igual que se pretende hacer con el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, deje de ser un organismo adscrito al Ministerio de Economía.