¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

RegTech

Site name

Primeras medidas de la Comisión Nacional del Mercado de Valores tras la implantación de MiFID II

Primeras medidas CNMV MiFID II Regtech

Tras la reciente publicación de los últimos Reales Decretos 1464/20181, 21/20172 y 14/20183, que han supuesto la transposición a nuestro ordenamiento nacional de la Directiva europea 2014/654, más conocida como MiFID II y su normativa de desarrollo, ya se han empezado a apreciar los primeros impactos de su aplicación en el sistema financiero, en concreto por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), quien ya ha iniciado incluso algunos procedimientos sancionadores.

En un reciente comunicado5 el organismo supervisor ha puesto de manifiesto la necesidad de que las entidades tomen medidas en lo relativo a la fiabilidad de la información obtenida de los clientes, para la práctica de los llamados test de idoneidad, que garantizan si los productos potencialmente adquiridos por dichos consumidores se adecuan o no a sus verdaderas necesidades y conocimientos.

 En particular, la CNMV ha manifestado el hecho de que en muchos casos se ha sobrevalorado la formación financiera del consumidor minorista, lo que deriva en ventas o recomendaciones de productos inadecuados. Para evitar estas situaciones, la entidad supervisora ha recomendado:

- Valorar si resultan conjuntamente coherentes y razonables los datos globales del cliente con su grado de formación académica, características sociológicas, experiencia profesional o académica o experiencia inversora en productos similares.
 
- La implantación de procedimientos adecuados para la obtención de la información, durante la contratación (como alertas automáticas en los aplicativos informáticos que detecten situaciones anómalas), con carácter de revisión periódica, o de subsanación de incidencias cuando se detecte un elevado número de incoherencias, discrepancias o situaciones atípicas.
 

 El origen de estas cautelas viene derivado de la inexistencia de una plantilla común para las preguntas a realizar al cliente, lo que puede dar lugar a una elevada arbitrariedad por parte de las entidades a la hora de adquirir la información que se establece en esta materia.

 

[1] https://www.boe.es/eli/es/rd/2018/12/21/1464/dof/spa/pdf
[2] https://www.boe.es/boe/dias/2017/12/30/pdfs/BOE-A-2017-15837.pdf
[3] https://www.boe.es/boe/dias/2018/09/29/pdfs/BOE-A-2018-13180.pdf
[4] https://www.boe.es/doue/2014/173/L00349-00496.pdf
[5] https://www.cnmv.es/portal/verDoc.axd?t=%7B21225a09-bb11-49c7-aa0d-e4d7a3ec8238%7D